El Espítiru Laboral (o El Hombre Bajo La Lluvia – Parte II)

Hoy fui a la entrevista para vendedor de electrónica, tres horas! Con preguntas sobre mi experiencia laboral reciente y otras cuantas idioteces típicas de los psicólogos que se dedican de por vida a analizar dibujos de hombres bajo la lluvia. Ya he perdido la cuenta de cuantas veces he hecho el mismo dibujo representando siempre al mismo tipo empapado. Antes lo dibujaba sin paraguas, ahora lo dibujo con paraguas por sugerencia de un amigo. Es bastante obvio me parece, si dibujo un hombre bajo la lluvia mi inconsciente me dirá si ponerle o no paraguas(lo cual debiese representar algo así como la manera de afrontar los problemas), la forma en que dibujo la lluvia también es importante me parece, no debiese ser muy abundante para no dar la sensación de estar agobiado en problemas y el paraguas sirviendo solo como una venda que permite evitar pensar en los mismos.

Para esa entrevista me tuve que cortar el pelo(me sentí como en el colegio), y la encargada de tal empresa fue mi hermana que uso el baño como peluquería exprés. Mientras me cortaba el pelo me llama D. para ofrecerme un trabajo haciendo clases en uno de esos institutos donde venden conocimientos con las mismas técnicas de merchandising que usa un supermercado. No puedo negar que la idea me pareció más que interesante tomando en cuenta la experiencia límite de aprendiz de reponedor el día anterior durante la mañana y gran parte de la tarde. Clases tan solo tres horas a la semana, lo suficiente para pagar mis cuentas y mantener a flote mi ya alicaída reputación financiera frente a mis padres y hermana. Y un día a la semana, no es malo. Tendré tiempo para trabajar en otro lugar en horario part-time y obtener algún dinero dinero extra. También tendré el tiempo para escribir tonteras como ésta, continuar con mis estudios(ya de manera independiente) y ver la remota posibilidad de conseguir equipos HD Full Premium Vip para producir mis películas. Es un buen escenario para interpretar los futuros desafíos del personaje que interpreto. Este escenario quizás no tenga alfombra roja, pero sí tiene un par de butacas no tan incómodas y a veces pasa alguien vendiendo algún refrigerio.

Quizás el hombre caminando bajo la lluvia era yo y no me había dado cuenta. Todos los hombres bajo el agua tienen algo parecido a mi, excepto los zapatos y uno que otro cordón. Ahora que lo pienso, nunca he usado paraguas(quizás en ocasiones muy precisas). Durante algún tiempo dibujaba al hombre bajo la lluvia en un tamaño diminuto caminando en medio de una ciudad de edificios(algo así como Santiago). Lo primero que dibuje fue al tipo(yo) y la estructura básica de los edificios. Después me dediqué a dibujar la lluvia. Al dibujar una cantidad de agua en caída libre suficiente me dediqué a terminar mi dibujo haciendo las ventanas, puertas y separaciones de los edificios. En ese momento el psicólogo avisa que se acaba el tiempo y pasa retirando los dibujos por cada puesto. Antes nos pide que le pongamos un título al dibujo, a mi me pareció de muy buen gusto titularlo “El hombre bajo la lluvia y la ciudad inacabada”. Tiene nombre de libro, incluso a veces uso ese título para escribir guiones. Desde entonces y en más entrevistas de las que pueda recordar hacía el mismo dibujo, modificando algunas partes y afinando otras como si se tratara de un instrumento a cuerdas. Obviamente no quedé en el proceso de selección de VML, la empresa en que me había presentado(algo en mi interior me agradece profundamente no haber quedado seleccionado. Como decía Miller, mejor ser pobre que trabajar como vendedor). La carta que me mandó el psicólogo es bastante precisa y genérica, el tipo ni siquiera se da el trabajo de poner el nombre después del estimado. Así de sinceros son los “Estimados” del mundo laboral “no profesional”:

“Estimado,

Mediante la presente le informo que en esta oportunidad no ha sido seleccionado para el cargo de Vendedor-Promotor. Le agradecemos su participación y le comentamos que su currículum quedará en nuestros registros para futuras postulaciones.

Saludos cordiales,

Rodrigo Cancino.
Psicólogo de Selección.
Ventas, Marketing y Logística VML SpA.
Teléfono: +56(2) 95 47 xxx / +56(2) 95 47 xxx
Carmen Sylva 2xxx, Providencia.”
 

Ja! Tengo una cantidad apreciable de cartas de este tipo, de los tipos de trabajos más extraños que podría haber imaginado mientras estudiaba una carrera tan snob como cine. C. puso en su muro una cita de Miller, una que cuando la leí por primera vez que produjo un nudo en la garganta y la casi caída de una lágrima(ni con familiares muertos me han caído lágrimas).

‎”El hombre sin recursos es el que posee más recursos. ¿O debería decir que es el que posee los verdaderos recursos?” H. Miller.-

04/04/11

(18/04/11)

=-=-=-=-=
Powered by Blogilo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicologia, santiago, trabajo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s