“Tú eres mi chica”

“Yo no soy de nadie”, fue la respuesta de C. acompañada de una expresión casi de haber sido pasada a llevar su integridad femenina. También fue una de mis primeras impresiones sobre una chica que empezaba a conocer física, emocional e intelectualmente. C. es simplemente un misterio, y muy entretenido además. La conocí hace varios años, cuando yo era un estudiante de primer año en la universidad, un bicharraco que no creció lo suficiente en el colegio y que llegó a la universidad con una personalidad digna de un joven de 14 años. C. es menor unos cuantos años, pero no se le nota. Típico de las chicas eso de ser más maduras que los hombres, aunque es evidente que esa lógica va en evidente disminución.

Hay que ser realmente valiente para escribir, me refiero a contar cosas que incomodan o que simplemente no existe la costumbre de hacerlo. Por ejemplo Miller, en Plexus no tiene pelos en la lengua para hablar sobre Mona y la intimidad entre ellos. O en Big Sur cuando comenta los pormenores de la estadía de un amigo de edad(no recuerdo el nombre en este momento y el libro lo tiene C.), pedófilo que cuenta sus historias sexuales. Hay que tener ciertas agallas para contar aquello, si fuese mi vida no me imagino el revuelo que provocaría tal acción. Tengo las agallas para contar mi vida? Espero que el tiempo me ayude a entender que son los sacrificios que se pagan por escribir como lo hago ahora. Quizás me dedique a escribir historias de ficción y nada personal, o por lo menos directamente basado en lo personal. Cuando C. me respondió “Yo no soy tu chica” o algo así, sentí una suerte de verguenza o incomodidad, en realidad no creo que sea ninguno de los adjetivos anteriores, pero de que sentí una sensación no muy agradable pues tengo que ser sincero. C. no tiene pelos en la lengua y a veces “se enopja por puras weas” como a veces dice un amigo refiriéndose a su mujer.

Ayer tuve una conversación muy extraña con C. Me confesaba que sentía que me trataba mal, que no era buena conmigo en comparación a como yo soy con ella. Tiene razón, a veces me trata como yo no la trataría, por lo menos conscientemente. Que habrá pasado por la cabeza de C. y por qué motivo? Misterio, simplemente salió con esa frase en medio de una conversación sobre cogotes de pavo mal cocinados y su evidente parecido a un pene erecto. Ni siquiera le causó risa mis comentarios y empezó de la nada a hablarme sobre lo que recién comentaba antes de la idea de los penes parecidos a cogotes de pavo o viceversa. En un momento me dijo algo que me gustó mucho, por lo menos suena bien, me dijo “eres un tipo interesante y también un poco idiota, aunque ese atributo lo exhibes poco”. Ja!, lo encontré genial. Tengo un problema, a veces realmente me encuentro un idiota por muchísimas razones que ahora no viene al caso comentar.(No digo esto para que todos me quieran tratar de idiota o como un idiota, esta bien que yo me encuentre un idiota a ratos y no tengo problemas con eso, pero de ahí a que todos me digan que soy un idiota es otra cosa… esa persona puede peligrar con su vida si me dice eso. Soy un tipo violento que es capaz de matar sin remordimientos si alguien me dice algo que no debiese, sobre todo si me encuentra en estado etílico, un estado muy común en mi vida cotidiana. Es más, casi maté a alguien hace un par de años… algún día escribiré sobre).

=-=-=-=-=
Powered by Blogilo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en C., chicas, historias, libros y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s